Weather icon

Caminar y Andar en Bicicleta en El Lake Trail en Palm Beach

El sendero que te muestra Palm Beach... como un nativo

Existe una agradable informalidad en la ciudad de Palm Beach. En un lugar que se jacta de tener las residencias más exclusivas del mundo, hay una amabilidad relajada y cordialidad casual. Esto es especialmente cierto a lo largo de Lake Trail, un sendero que recorre el lado oeste de la isla. Este viejo y serpenteante camino es un lugar donde los corredores saludan y las niñeras sonríen mientras llevan a los niños a su cuidado a dar un paseo matutino. Allí, junto a las paredes vestidas de buganvilias y enredaderas, es donde las personas de Palm Beach interactúan con cualquiera que desee dar un paseo por uno de los lugares más pintorescos de Florida. Lake Trail le permite a los visitantes un encuentro cercano con el estilo de Palm Beach, que incluye una vista que hará que regreses una y otra vez.

Las palmeras bordean el extremo sur de Palm Beach Lake Trail

El sendero recorre el lado oeste de Palm Beach, con una dramática vista de Lake Worth Lagoon y West Palm Beach a lo lejos. Palm Beach es una isla barrera larga y estrecha, que tiene 26 km de largo, y menos de 2 km de ancho. El mismo sendero tiene 8 km de largo, y va desde South Lake Drive cerca de Peruvian Avenue North hasta el final al norte del famoso Sailfish Club. El sendero tiene dos interrupciones donde los peatones deben atravesar aceras y una intersección; pero fuera de esto, el sendero está completo y bien mantenido.

Southern end of Lake Trail
Hermosos yates esperan en los muelles de Palm Beach

Si deseas recorrer el sendero en su totalidad (no hay muchos baños públicos a lo largo del recorrido), te sugerimos que estaciones en el extremo sur del sendero en South Lake Drive y Peruvian Avenue. Hay estacionamiento público pago a lo largo de South Lake Drive. El sendero se curva hacia el norte junto al agua, y ofrece una amplia vista de West Palm Beach y Lake Worth Lagoon. Palm Beach Town Docks es tu primera parada, un puerto deportivo que ha sido atracadero de todo tipo de yates desde los años 40. La vista de los espléndidos botes que están allí con el perfil de West Palm Beach a la distancia es una fotografía para Instagram que no puedes perderte. A lo largo de esta sección, los visitantes llegan a comprender cómo Palm Beach desafía el ritmo tradicional de la vida moderna. Las dramáticas curvas de los condominios vintage de los años 60, junto con los balaustres ornamentales de cemento blanco y los patrones florales que se repiten, muestran que aquí los edificios no se reemplazan. Se mantienen por generaciones, independientemente de las modas y tendencias arquitectónicas. Las palmeras son adornos originales de la isla, la mayoría muestra la imperfección de un árbol que creció en el lugar, no algo que fue recientemente colocado por un paisajista. Aquí en Palm Beach las cosas son reales, desarrollándose por décadas y se mantiene inmaculada, pero marcada con el sello de una larga vida.

Si tomas el cruce peatonal en Royal Palm Way, estarás cerca de la Society of the Four Arts y la galería O’Keeffe. Aquí, verás otra característica de la isla. A menudo el arte solo aparece, sin fanfarria ni preámbulo, para el deleite de todos los visitantes. Da vuelta en una esquina y seguramente verás un ejemplo de arte moderno, una explosión de color en el sol tropical. A una corta distancia, una estatua de estilo románico agregará un adorable contraste a la vista. El arte forma parte del paisaje, colocado allí por los mecenas de la isla, para que lo puedan disfrutar todos. A veces el arte se asoma desde los jardines traseros y por encima de los arbustos. Una casa que está en el sendero tiene una estatua de mármol de un desnudo clásico, modestamente cubierto con una colorida remera. Que nadie diga que Palm Beach se lo toma muy en serio.

Walkers enjoy the Lake Trail
El sendero pasa cerca del agua y de los patios traseros de casas exclusivas.

Y al poco tiempo, el sendero se acerca al borde del mar, siguiendo las curvas naturales de la costa. En este tramo, los peatones están literalmente en los jardines traseros de casas muy exclusivas, a solo unos metros de las piscinas y los patios que usan los ricos y famosos. Aparecen ocasionales bancos de parque, ubicados para tener una vista óptima de la laguna, y a menudo están ocupados por niñeras y niños risueños. Un ciclista pasará por el lado en una bicicleta de playa, sonriendo y saludando con la cabeza mientras sigue camino. Aquí hay tiempo para decir hola, y ser cordial sale muy naturalmente en este sendero.

The giant kapok tree
La llamativa ceiba gigante con el horizonte de West Palm Beach a lo lejos

Al poco tiempo aparece un enorme y grácil árbol por el sendero. Es la ceiba gigante, un árbol descomunal con dramáticas raíces que parecen tentáculos y un tronco suave y arqueado. Fue trasplantado de la selva amazónica, traído como un cultivo experimental en los primeros tiempos de Palm Beach. Las ramas se extienden hacia el Henry Morrison Flagler Museum, una casa palaciega diseñada y construida por el hombre que le dio vida a Palm Beach. Las escaleras de mármol blanco, las imponentes columnas y la puerta ricamente decorada, evocan un palacio europeo; quizá un poco ominosa por su altura, pero igualmente irresistible.

Cyclists ride in front of Flagler Museum
El sendero pasa por delante del impresionante Museo Flagler

De cierta manera, esta impresionante estructura, conocida como "Whitehall", fue el hogar de un jefe de estado. Construida por Henry Morrison Flagler a finales del siglo diecinueve, Whitehall fue un regalo de bodas para la tercera novia de Flagler, Mary Lily Kenan. Flagler, un hombre de negocios y magnate del petróleo, construyó el ferrocarril que permitió el desarrollo de gran parte de la costa este de Florida. El hogar que él construyó ha sido desde hace mucho tiempo una joya de The Palm Beaches, que visitaron y disfrutaron por igual viajeros de todo el mundo y residentes locales. Los recorridos de la casa y la fascinante narración de la historia local bien valen el precio de la entrada.

Sea Gull Cottage, Palm Beach, Florida
Sea Gull Cottage, un ejemplo de las primeras casas de Palm Beach

A la sombra del Flagler Museum hay una pequeña cabaña, con tejas de un gris azulado y un techo de listones de madera. Llamada Sea Gull Cottage, esta pequeña y modesta estructura tiene quizá tanta importancia histórica para la isla como el palaciego hogar de Flagler. Construida en 1886, la cabaña fue considerada una de las casas más lindas de la isla, con ventanas tipo vitral y una escalera construida con madera de caoba rescatada de un naufragio local. Henry Flagler estaba tan impresionado que decidió comprar la casa y todo el terreno sobre el que estaba construida. La cabaña se convirtió en la casa de invierno de Flagler, y el terreno cercano se convirtió en el sitio de construcción de su nueva mansión, que se finalizó en 1902. La encantadora cabaña de tres pisos está cerca de Lake Trail y sirve a la comunidad de Palm Beach para ceremonias y eventos.

Es aquí donde termina la parte sur de Lake Trail. Para llegar a la sección norte, continúa por Cocoanut Row y atraviesa Royal Poinciana Way. Gira hacia el oeste en Sunset Avenue hasta la costa y encontrarás de nuevo el Lake Trail, en dirección norte hacia Palm Beach Inlet.

The Lake Path become intimate
El camino se hace más íntimo cuanto más se camina

Una concentración de condominios a la orilla del lago da lugar a casas individuales a medida que el sendero serpentea junto al mar. Las casas parecen volverse más antiguas y encantadoras a medida que avanzas en dirección norte, con arbustos altos hermosamente ubicados contra paredes blancas y portones de madera. Todo se hace pequeño e informal otra vez, las buganvilias y los jazmines salen de entre las casillas y las grietas de la pared. El agua fluye a solo metros del sendero, entrando con la suave marea, a centímetros del césped. Los viejos árboles parecen inclinarse sobre el agua, listos para beber un gran sorbo.  

Exotic trees line the walk along the Lake Trail
Árboles singulares forman exóticos despliegues a lo largo del paseo

Las copas de los viejos árboles se hacen más espesas y el sendero un poco más desparejo. Es entonces que verás a la antigua Bethesda-by-the-Sea, una iglesia desconsagrada convertida en residencia familiar. Está habitada por los descendientes de Henry Maddock, uno de los pioneros de la isla, y está abierta a la vista desde el sendero. La casa está repleta del encanto y el diseño de principios del siglo XX, con un sendero de cemento que fue levantado y doblado por un antiguo baniano. Hay muebles de patio ubicados al azar sobre el césped y uno espera ver unos vasos de limonada fresca en una mesa cercana.

The old Bethesda-by-the-Sea church, now a home
La antigua iglesia de Bethesda-by-the-Sea, ahora una casa particular

Esta construcción hecha completamente de madera es sin duda original de la isla, su servicio como iglesia terminó a mediados de los años 20. Al lado se encuentra una casa llamada "Duck Nest", también construida por la familia Maddock. Es la casa más antigua de pie en Palm Beach, construida en 1891. Uno solo puede imaginar la vista tropical que se podía disfrutar desde esta casa cuando West Palm Beach estaba en su infancia.  

Hay un lugar en particular donde los visitantes pueden deleitarse con una vista un poco fuera de lugar. En este terreno arenoso y llano, las personas se sorprenden al encontrar una sección de una calle de dos carriles que atraviesa un arrecife de puro coral. Esta es Country Club Road, y el profundo corte que permite a los viajeros atravesar la roca en auto ha sido el motivo de curiosos cuentos e historias de fantasmas. Los historiadores dicen que este no era más que un sendero para bicicletas en los primeros tiempos de la comunidad. Se fue ensanchando lentamente con el tiempo para permitir que pasen automóviles, y se crearon arrecifes de piedra pura en el proceso. Existen varias historias tenebrosas relacionadas con este extraño tramo de ruta, que incluyen brujas aterrorizando a los viajeros y un calabozo privado cavado dentro de la roca. El lugar sigue siendo popular cerca de Halloween.

The view along the Lake Trail is always pleasing
El sendero es encantador e íntimo

Hay un lugar en particular donde los visitantes pueden deleitarse con una vista un poco fuera de lugar. En este terreno arenoso y llano, las personas se sorprenden al encontrar una sección de una calle de dos carriles que atraviesa un arrecife de puro coral. Esta es Country Club Road, y el profundo corte que permite a los viajeros atravesar la roca en auto ha sido el motivo de curiosos cuentos e historias de fantasmas. Los historiadores dicen que este no era más que un sendero para bicicletas en los primeros tiempos de la comunidad. Se fue ensanchando lentamente con el tiempo para permitir que pasen automóviles, y se crearon arrecifes de piedra pura en el proceso. Existen varias historias tenebrosas relacionadas con este extraño tramo de ruta, que incluyen brujas aterrorizando a los viajeros y un calabozo privado cavado dentro de la roca. El lugar sigue siendo popular cerca de Halloween.

Algunos consejos para disfrutar de Lake Trail:

Debido a que el sendero pasa principalmente por vecindarios residenciales, es aconsejable llevar agua e ir al baño antes de salir.

Se pueden alquilar bicicletas en la isla. Visita Palm Beach Cycle Trail Shop o Top Cycle Palm Beach

El supermercado Publix en Sunset Avenue está cerca del extremo sur de la sección norte del sendero.

Sprinkles Ice Cream and Sandwich Shop o Pizza Al Fresco pueden ayudarle con las necesidades de almuerzo.

Patrocinado

Planifique su estancia

Explore las opciones de alojamiento en la única Palm Beach y descubra el primer destino turístico de Estados Unidos en el soleado sur de Florida.

Recibe nuestro boletín

Obtenga una guía de visitantes

es_MXEspañol de México